inicio :: la asociación amics de la seu :: resumen histórico

la asociación amics de la seu

resumen histórico

La Colegiata Basílica de Santa Maria de la Seu de Manresa, incluida oficialmente en el catálogo de monumentos históricos y artísticos del Estado Español, por decreto del gobierno provisional de la República del 3 de junio de 1931, representa, desde el punto de vista de su conservación, mantenimiento y restauración, un coste económico de considerable importancia.

Desde los años 40, una vez finalizada la Guerra Civil (1936-39), en la cual la Seu sufrió importantes destrucciones, las obras realizadas representaban, de hecho, unos gastos añadidos que eran administrados, juntamente con el rector de la Parroquia, por una Junta de Obra. Esto suponía un gran esfuerzo y, rápidamente, se vio la conveniencia de crear una asociación que, aparte de administrar, promoviera la conservación de todo lo que afectase a la obra de la Basílica, así como de las necesidades internas o externas de la misma. Igualmente podría solicitar ayudas a los organismos oficiales para las finalidades propuestas.

La constitución definitiva de la asociación tuvo lugar el 22 de mayo de 1971, con la aprobación de los estatutos, ratificados por el Gobierno Civil de entonces. Inmediatamente, se eligió la primera Junta Directiva de la Entidad. Esta entidad de derecho podía canalizar los esfuerzos de manera apropiada a la consecución de las finalidades propuestas en el proyecto de estatutos elaborado al respecto; “Promover la realización de las obras que se consideren necesarias o convenientes para la restauración y conservación de la Basílica de la Seu de Manresa tanto en lo que se refiere a la fábrica de la misma como a los elementos artísticos de su interior o exterior”. Los primeros estatutos fueron actualizados en 1990 para adaptarlos a la normativa legal vigente y de nuevo en 2004.